¡Llamanos Gratis! 0800-555-3030

Novedades

La lucha por dominar la Internet de las Cosas

Dos consorcios de gigantes de la informática buscan ser el estándar que gestione la conexión de millones de dispositivos de toda clase.

Mucho se habla de la Internet de las Cosas (Internet of things o IoT, en inglés): la idea de que en un futuro próximo todo estará conectado a Internet, más allá de las computadoras clásicas. Desde la heladera al auto, pasando por lámparas, puertas, maquinaria industrial, una taza, la ropa, lo que sea; si al estar conectado a Internet su funcionalidad mejora, dicen los analistas, lo estará en poco tiempo. Y no abarca cosas que requieran de intervención humana; parte del atractivo de la Internet de las cosas está en la comunicación máquina a máquina (equipos que coordinan su funcionamiento, automatización en el suministro de materiales, etcétera).

Y lógicamente esto implica mucho dinero en juego, no sólo por el hardware -cada uno de esos objetos necesita un chip que gestione los datos que el dispositivo recolecta, y que deberá compartir- sino por el software: la plataforma base estará incluida en cientos de millones de dispositivos.Quien logre transformarse en el estándar tendrá muchísimo poder (no sólo económico).

Una de esas plataformas es AllSeen Alliance, propuesta en diciembre último por Qualcomm, uno de los fabricantes de procesadores más grandes del mundo (aunque sin fábricas propias) y que tiene 51 miembros, entre los que están Cisco, LG, Panasonic y el flamante miembro Microsoft, entre otros. Es una plataforma de código abierto, pero al haber sido desarrollada inicialmente por Qualcomm muchos temen que esta compañía tenga demasiado poder sobre ella.

Así que Intel, Samsung, Broadcom, Atmel, Dell y Wind River (una subsidiaria de Intel) creó el Open Interconnect Consortium, que buscará crear una plataforma, también de código abierto, que permita tener un estándar de interconexión inalámbrica de dispositivos (entre sí y a Internet).

Según le dijo un vocero de Intel al New York Times, consideran que AllSeen “no se está haciendo de una forma que fomente su adopción masiva”.

Las compañías participantes en ambos consorcios donan toda la propiedad intelectual de los desarrollos para permitir que se usen sin inconvenientes. Pero no son los únicos: la firma Spark recibió 4,9 millones de dólares de inversión para ayudarla a avanzar con Spark OS, un sistema operativo de código abierto para, justamente, ser el alma de los dispositivos que darán vida a la Internet de las Cosas, pero aprovechando los servicios de la Nube e intentando reducir el costo de desarrollar servicios y dispositivos que lo aprovechen.

En definitiva ¿Qué es realmente el Internet de las Cosas? o ¿Hasta donde podría llegar su alcance?

Cuando se celebró el CES 2014, una de las ferias sobre electrónica de consumo más importantes del mundo, además de ver dispositivos como las esperadas Steam Machines o los nuevos dispositivos de Samsung; también se habló mucho de los dispositivos conectados, los wearable devices y de todos esos dispositivos que buscan hacer nuestro ambiente más inteligente y confortable y forman eso que llamamos el Internet de las cosas.

¿En qué consiste el Internet de las cosas? La respuesta a esta pregunta es algo que la Universidad de Deusto responde en un interesante vídeo que nos explica en qué consiste este nuevo paradigma en el que los objetos cotidianos tienen capacidad para conectarse a la red, enviar datos o explotar los datos que reciben de otros dispositivos. Aunque nos pueda parecer algo sacado del futuro, el Internet de las cosas ya está aquí y estamos viendo coches que pueden interactuar con nuestro smartphone o conectarse a Internet, dispositivos que miden nuestra actividad física y lo envían a una web para que hagamos el seguimiento o, inclusos, relojes inteligentes que pueden interactuar con nuestro teléfono sin necesidad de sacarlo de nuestro bolsillo.

El paradigma del Internet de las cosas transformará nuestro entorno y los objetos cotidianos para hacerlos mucho más inteligentes con el objetivo de hacernos la vida mucho más cómoda e, incluso, contribuirá a que seamos más eficientes a la hora de gestionar nuestro tiempo o nuestros recursos. Quizás nos pueda sonar a ciencia-ficción pero, realmente, estos dispositivos y servicios son una realidad cada vez más palpable.

 

Fuentes: lanacion.com.ar – bitelia.com/

 

¡Compartí! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Other Posts

Categorías